Que es la brecha salarial entre hombres y mujeres

La brecha salarial entre hombres y mujeres es la diferencia en los ingresos promedio entre los hombres y las mujeres. Esta diferencia se puede medir de muchas maneras, pero la forma más común es comparar el ingreso medio anual de los hombres y las mujeres. Según el Banco Mundial, en todo el mundo, las mujeres ganan un salario medio anual que es un poco más de la mitad del salario medio anual de los hombres. Esto significa que, en promedio, las mujeres ganan unos 10.000 euros  menos que los hombres.

Contenido

Qué significa la brecha de género

La brecha de género es un término utilizado para describir la desigualdad entre hombres y mujeres en cuanto a oportunidades, derechos y recursos. Esta brecha se puede manifestar de muchas maneras, pero generalmente se refiere a la desigualdad en el trabajo, la educación, la salud y la política.

A nivel nacional, la brecha de género se ha reducido en algunos aspectos, pero todavía persisten importantes desigualdades. Por ejemplo, las mujeres siguen siendo menos propensas que los hombres a tener un empleo remunerado, y cuando lo consiguen, suelen ganar menos. Las mujeres también son menos propensas que los hombres a tener acceso a la educación y a los recursos de salud. Y en cuanto a la participación política, las mujeres siguen siendo significativamente menos representadas en los órganos legislativos y ejecutivos a nivel nacional.

La brecha de género también se puede manifestar de manera más sutil. Por ejemplo, las expectativas sociales y los estereotipos de género pueden limitar la forma en que las mujeres se ven a sí mismas y son vistas por los demás. Esto puede influir en la forma en que las mujeres se comportan y en la forma en que se les permite o se les anima a participar en la sociedad.

Las desigualdades de género son un problema complexo con raíces profundas. Se necesitarán esfuerzos a largo plazo y multisectoriales para abordarlo de manera efectiva.

¿Qué es la brecha salarial y por qué ocurre?

La brecha salarial es la diferencia entre los salarios de hombres y mujeres que ocupan el mismo puesto de trabajo. Aunque la brecha salarial se ha reducido en los últimos años, todavía existe en todo el mundo. Las estadísticas muestran que, en general, las mujeres ganan un 10% menos que los hombres en el mundo. Sin embargo, la brecha salarial varía de un país a otro.

Hay muchas razones por las que ocurre la brecha salarial. En muchos países, las mujeres tienen menos acceso a la educación y a la formación profesional que los hombres. También hay menos mujeres que ocupen puestos de alta dirección en las empresas. Esto significa que las mujeres tienen menos oportunidades de ganar salarios altos.

Otras razones de la brecha salarial incluyen el hecho de que las mujeres a menudo tienen que hacer una doble jornada de trabajo (trabajo remunerado y trabajo doméstico), y el hecho de que muchas mujeres no tienen acceso a los mismos beneficios laborales que los hombres, como los seguros de salud y los permisos de maternidad.

La brecha salarial es un problema importante porque reduce el poder adquisitivo de las mujeres y aumenta la desigualdad entre hombres y mujeres. También puede tener un impacto negativo en la economía de un país, ya que las mujeres tienen menos dinero para gastar en bienes y servicios.

Para reducir la brecha salarial, se necesitan cambios a nivel nacional e internacional. A nivel nacional, se deben tomar medidas para mejorar el acceso de las mujeres a la educación y la formación profesional. También se deben tomar medidas para fomentar el empleo de mujeres en puestos de alta dirección. A nivel internacional, se deben adoptar políticas que fomenten la igualdad de género y la no discriminación en el lugar de trabajo.

¿Qué significa la palabra brecha salarial?

La brecha salarial es la diferencia entre el salario medio de los hombres y el de las mujeres. Según el Informe Global sobre la Brecha Salarial 2018 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en España la brecha salarial es del 16,7%, lo que significa que una mujer cobra, de media, 83,3 euros por cada 100 euros que cobra un hombre por el mismo trabajo. En el mundo, la brecha salarial es del 24,1% a favor de los hombres.

La brecha salarial se produce porque, en general, las mujeres ocupan puestos de menor responsabilidad y menor cualificación que los hombres, y suelen trabajar en sectores con salarios más bajos. También se produce por discriminación directa, es decir, porque una mujer cobra menos que un hombre por el mismo trabajo por el simple hecho de ser mujer. Esta discriminación se produce, por ejemplo, cuando se fijan los salarios de los nuevos empleados en función de los salarios que percibían en su antiguo empleo, lo que supone una desigualdad en el trato entre hombres y mujeres.

La brecha salarial tiene consecuencias económicas para las mujeres, para las familias y para la sociedad en general. Las mujeres tienen una mayor probabilidad de caer en la pobreza y de tener una pensión más baja cuando se jubilan. Las familias también se ven afectadas, especialmente aquellas en las que la mujer es la principal responsable de los ingresos. Y la sociedad en general pierde el talento de las mujeres y la cohesión social se ve afectada.

Para reducir la brecha salarial se deben adoptar medidas en tres ámbitos:

  • En el ámbito laboral, para facilitar la conciliación de la vida laboral y personal y la igualdad de oportunidades y trato en el empleo.
  • En el ámbito de la formación, para eliminar las desigualdades en el acceso a la formación y la cualificación.
  • En el ámbito de la igualdad de oportunidades, para garantizar que las mujeres tengan acceso a puestos de responsabilidad en igualdad de condiciones que los hombres.

¿Qué es la brecha salarial de género y cómo se mide?

La brecha salarial de género es la diferencia entre los salarios medios de hombres y mujeres en un determinado lugar y momento. Se mide dividiendo el salario medio de los hombres entre el salario medio de las mujeres. Por ejemplo, si el salario medio de los hombres es de 60.000 euros  y el salario medio de las mujeres es de 50.000 euros, entonces la brecha salarial de género es de 1,2 (o 120%).

La brecha salarial de género es una forma de discriminación indirecta, ya que se basa en la diferencia de salarios entre hombres y mujeres sin tener en cuenta la calidad del trabajo realizado. Puede deberse a una serie de factores, como las expectativas de los empleadores sobre el rendimiento de los trabajadores, las diferencias en la formación y la experiencia, o el hecho de que las mujeres tengan más responsabilidades familiares que los hombres y, por lo tanto, tengan que hacer más conciliación entre la vida laboral y la vida personal.

La brecha salarial de género es un indicador clave para medir la igualdad de género en el lugar de trabajo. Según el informe global de la OIT sobre la igualdad de género en el empleo (2019), en el mundo, la brecha salarial de género se ha estancado en un promedio de 24%, lo que significa que las mujeres reciben 76 centavos por cada dólar que reciben los hombres. En América Latina y el Caribe, la brecha salarial de género es del 27%, mientras que en los países de la OCDE es del 16%.

Aunque la brecha salarial de género se ha estrechado en algunos países, todavía hay un largo camino por recorrer para lograr la igualdad de género en el lugar de trabajo. Para reducir la brecha salarial de género, se necesitan políticas y medidas concretas para abordar las causas profundas de la desigualdad, como la discriminación, la falta de igualdad de oportunidades, la conciliación entre la vida laboral y personal, y la división desigual del trabajo doméstico y de cuidado.

La brecha salarial entre hombres y mujeres es la diferencia en los salarios recibidos por hombres y mujeres por el mismo trabajo o por trabajo de valor igual. En muchos países, las mujeres ganan menos que los hombres por el mismo trabajo. En algunos países, la diferencia es muy pequeña, mientras que en otros países es mucho mayor.

La brecha salarial entre hombres y mujeres es un problema importante en todo el mundo. Las mujeres ganan menos que los hombres por el mismo trabajo, lo que significa que las mujeres tienen menos dinero para vivir, para pagar el alquiler o la hipoteca, y para comprar comida y ropa. También significa que las mujeres tienen menos dinero para ahorrar para su jubilación.

La brecha salarial entre hombres y mujeres es un problema que afecta a todos, no solo a las mujeres. Cuando las mujeres ganan menos que los hombres, esto significa que hay menos dinero en la economía para todos. Si las mujeres ganan el mismo que los hombres, habrá más dinero en la economía, lo que significa que habrá más empleo, más inversión, y más riqueza para todos.

Si te interesan otros artículos parecidos a Que es la brecha salarial entre hombres y mujeres puedes visitar la categoría Cuanto gana.

Rafael Pérez Delgado

Me llamo Rafael Pérez Delgado y soy profesor de la Universidad Complutense de Madrid.Todos los artículos los he escrito con la intención de ayudar a orientar a las personas que dudan sobre su futuro académico o laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta página web utiliza Cookies con el único fin de mejorar la experiencia de navegación. Leer Más