MIR: todo lo que necesitas saber sobre esta prueba

MIR

El examen Médico Interno Residente (MIR) es la prueba que deben realizar todos los estudiantes de Medicina que quieran acceder al Sistema Nacional de Salud en España para elegir la especialidad. Te contamos todo lo que necesitas saber para preparar la prueba.

El MIR se convoca cada año entre los meses de enero y febrero y se realiza de forma simultánea en toda España en los centros adjudicados por el Ministerio de Sanidad. Pueden presentarse candidatos tanto españoles como extranjeros. En la última convocatoria realizada en enero, más de 16.000 estudiantes han competido por acceder a las 7.512 plazas convocadas por el Ministerio de Sanidad.

¿Cómo es el examen MIR?

Se trata de un examen tipo test de 175 preguntas, más 10 de reserva en el caso de que haya algún error en alguna de ellas. Son de respuesta múltiple y se dispone de cuatro horas para hacerlo.

Cada pregunta acertada suma 3 puntos y cada fallo en la respuesta resta 1 punto; pero las que no se responden, ni suman ni restan. La puntuación obtenida en el examen pondera el 90% de la nota final, y el expediente académico el 10% restante. Como en la EBAU, en la prueba MIR también hay una nota de corte o puntuación mínima que deben superar los aspirantes a una plaza de médico residente.

La preparación del MIR es dura y exigente

El examen MIR es una prueba que requiere mucho trabajo y sacrificio durante varios meses para su preparación. Muchos estudiantes optan por prepararse el examen en una academia, como es el caso de Bea García estudiante de Medicina en la Universidad CEU San Pablo. “Me apunté a la academia MIR Asturias donde a lo largo del día dedicamos 11 horas y media a la preparación: 7 horas de estudio, hora y media para practicar preguntas de test y 3 horas de repaso de lo estudiado ese mismo día”.

La planificación del estudio es fundamental para preparar el examen. “Por la mañana estudio 8 temas que después explican brevemente en clase. Algunos días practicamos repitiendo exámenes MIR de años anteriores. E incluso algunos sábados tenemos simulacros donde nos ponen preguntas parecidas a las del MIR y luego los corregimos”. Así durante los 17 meses que dura el curso.

Las academias pueden resultar una ayuda fundamental a la hora de preparar la oposición, pero debes tener en cuenta que el resultado individual obtenido en el MIR es fruto de la dedicación y esfuerzo de cada uno. Para elegir academia, es importante valorar cuál se adapta más a tus necesidades, tu manera de estudiar, tu preferencias ante las clases presenciales u on line, los manuales y prácticas que ofrecen para estudiar. El precio de una academia puede rondar entre 2.000 y 3.000 euros, según la duración del curso.

El proceso para elegir especialización y hospital

Una vez que las notas son publicadas por el Ministerio de Educación, llega el momento de escoger especialidad y hospital, que suele ser durante el mes de abril. Aquellos opositores que obtienen las puntuaciones más altas son los primeros en elegir para incorporarse en los destinos en el mes de mayo.

Este año, debido a las circunstancias excepcionales provocadas por el coronavirus, los plazos se han retrasado. Las notas se publicaron en mayo y la elección de plazas se ha planteado de forma telemática en julio para incorporarse en septiembre.

Existen un total de 48 especialidades en Medicina con una duración de dos a cinco años. Las más demandadas por los estudiantes que se sitúan en las primeras posiciones de la lista son Cardiología, Dermatología y Cirugía Plástica.

También puede darse el caso de no tener en mente una especialidad concreta cuando apruebas el MIR, como le ocurrió a Laura Reguilón, graduada de la Universidad de Salamanca. “No tenía una única opción, y aunque es cierto que para una especialidad médico-quirúrgica no me dio la nota, finalmente pude escoger Hematología, una especialidad que volvería a elegir sin duda”.

Puedes repetir el MIR si no consigues plaza o suspendes

Muchos alumnos no consiguen plaza para la especialidad que quieren y deciden repetir el examen. Ana Elena Sanz estudió la carrera en la Universidad de Salamanca y para estudiar el MIR optó por apuntarse a la academia AMIR en Valladolid. “Hice el curso inicial durante 6º de carrera con clases y simulacros durante los fines de semana, y al acabar la facultad, preparé el examen durante los meses restantes”.

A pesar de obtener plaza cuando se presentó al MIR la primera vez, decidió repetir la prueba porque su nota no fue suficiente para elegir la especialidad que quería, no hay que olvidar que Medicina es una carrera vocacional por lo que la elección de la especialidad es fundamental. “En la segunda ocasión obtuve plaza para la especialidad deseada, Traumatología, y pude escoger mi primera opción de hospital”. En esta segunda prueba, Ana Elena se dedicó a corregir los errores que había cometido en su primer examen.

Consejos para afrontar el MIR

Tras su experiencia Ana Elena reconoce que “lo mejor es tener paciencia, constancia, mucho ánimo y descansar. El MIR es una carrera de fondo por lo que no se puede pretender tener el cerebro fresco si no le das momentos de respiro”.

Laura aconseja a los futuros opositores ser constante y disfrutar de los meses de preparación porque al final se pasan muy rápido. “Si tienes la tranquilidad de haberlo hecho bien, el número que obtengas al final da un poco igual, salvo que tengas una elección muy muy clara, porque seguro que lo que elijas te gustará”.

El MIR 2021 se retrasará para evitar un posible solapamiento de residentes, y que dos promociones distintas de estudiantes se presenten a la misma convocatoria.

© 2021 Mis Estudios. Todos los derechos reservados. -