Consejos para organizar un viaje de Interrail

interrail

Viajar con Interrail es una de la primeras experiencias viajeras de los jóvenes. Es una oportunidad para conocer Europa en tren a un precio asequible. Te contamos los trucos para que organices tu próximo viaje.

Desde la década de los años setenta, millones de jóvenes han viajado por toda Europa en tren. Cada año se venden cientos de miles de billetes de tren, lo que ha llevado a superar los 10 millones de billetes vendidos en los casi 50 años de existencia de Interrail.

Esta iniciativa surgió en 1972 para celebrar el cincuenta aniversario de la Unión Internacional de Ferrocarriles, con la emisión de 87.000 billetes de Interrail. Durante un mes solo los menores de 21 años podían viajar en tren, en segunda clase, por 21 países. Ante el éxito de la propuesta, lo que surgió para un tiempo determinado se convirtió en permanente.

Con el tiempo se ha eliminado la limitación de edad permitiendo que viaje cualquier persona, incluso los niños menores de 11 años viajan gratis. También se ha ampliado el tipo de billetes, según el número de días que se quiere viajar, y el número de países hasta sumar 31. Además, pagando un tarifa extra es posible viajar en primera clase.

Desde 2018 los jóvenes que cumplen 18 años pueden participar en Discover EU, una iniciativa de la Unión Europea que facilita un pase de Interrail gratis. En España se han solicitado más de 7000 pases, aunque es Italia el país que ha pedido más solicitudes. El objetivo de esta propuesta es facilitar que los jóvenes conozcan la diversidad cultural e histórica de Europa.

Sin duda, el viaje en tren con Interrail es una experiencia para vivir con los amigos cuando se acaba el Bachillerato y antes de entrar en la universidad. Con el fin de que aproveches al máximo esta experiencia te damos unos consejos para preparar el viaje:

Atento al inicio del viaje

El Interrail tiene la particularidad de que no incluye el país de residencia. Cuando planifiques el viaje tienes que prever desde donde iniciarás el circuito porque no puedes salir de ninguna ciudad española. En el billete hay que poner la fecha de inicio del viaje que activa el billete y el periodo de validez.

“Hicimos un viaje de 15 días el verano pasado empezando en Bruselas, desde donde viajamos a Ámsterdam 4 noches, Berlín 4 noches, Praga 3 noches, Viena 3 noches hasta terminar en Budapest”, cuenta Diego Escondrillas, estudiante de Telecomunicaciones en el CEU.

Planifica con tiempo las escalas del viaje

La planificación del viaje es clave para sacar el mayor partido al Interrail ya que según el tipo de billete que compres tienes un periodo de validez para utilizarlo. El Interrail Global pass te permite viajar por 31 países con diferentes tipos de viaje: desde 4, 5 o 7 días de viaje en un mes; 10 o 15 días en dos meses o 15, 22 o 30 días seguidos, entre otras opciones. Eso significa que puedes viajar unos determinados días dentro de un periodo de tiempo más amplio. Lo bueno es que tienes un periodo de reserva de 11 meses lo que permite planificar el viaje con mucha antelación.

Almudena Taupin, estudiante de Relaciones Internacionales y Economía, hizo un viaje de Interrail con 8 amigos. “Tardamos bastante en organizar el viaje. Empezamos a prepararlo en el mes de septiembre para viajar al año siguiente porque íbamos decidiendo dónde ir poco a poco, según lo que nos contaban otros amigos que habían viajado por Europa”. Al final se decidieron por viajar a Budapest, Praga, Berlín, Ámsterdam, Bruselas y París.

Prepara poco equipaje para viajar cómodo

La imagen del viajero de Interrail se asocia al turista mochilero y la realidad lo confirma, porque una recomendación para hacer un viaje de este tipo es llevar poco equipaje para viajar cómodamente. Es recomendable moverse con poca ropa, llevar un par de zapatillas de repuesto, móvil o tableta y los correspondientes cargadores. Así puedes meterlo todo en una mochila sin necesidad de cargar más equipaje.

Reserva los alojamientos con antelación

A la hora de planificar el viaje debes tener en cuenta dónde vas a alojarte en cada país de la ruta elegida, porque en verano es difícil conseguir alojamiento en muchos sitios. Puedes ahorrarte alguna noche de hotel si aprovechas la noche para viajar en tren de un destino a otro. Además, puedes tener otra ventaja si coges un tren nocturno después de las 7 de la tarde y llega al destino después de las 4 de la mañana del día siguiente. En ese caso se cuenta como un día de viaje aunque en realidad has viajado dos días.

“Nosotros nunca cogimos un tren nocturno, como íbamos seis amigos nos alojamos en apartamentos en casi todas las ciudades que visitamos, salvo en Ámsterdam y Berlín, donde nos quedamos en un hostal. No tuvimos problemas para encontrar alojamiento porque empezamos a reserva en enero para viajar en verano”, comenta Diego.

Aprovecha los descuentos que ofrece el billete

La tarifa del billete depende del tipo de pase, pero para los menores de 27 años hay descuentos hasta del 25%. Si prefieres viajar con más comodidades y servicios, puedes comprar un billete de primera clase que es un poco más caro. Para sacar el máximo provecho al billete puedes aprovechar las ofertas y descuentos que ofrece en reserva de alojamientos en hostales y atracciones o para viajar en ferry y bus.

Como la idea del viaje es visitar varias ciudades europeas para aprovechar al máximo el tiempo Diego aconseja hacer free tour en cada ciudad porque “te explican muy bien lo más importante de la ciudad, te aconsejan qué ver y hacer en cada sitio y además no es caro”. Eso te ayudará mucho a ahorrar en el viaje porque, aunque es una forma barata de viajar, tienes que calcular un presupuesto. “Me gasté cerca de 2000 € porque viajamos a ciudades caras y nos alojamos siempre en apartamentos” recuerda Almudena.

Y para no perder ningún tren, lo más útil es descargarse la aplicación de Interrail, que sirve para planificar el viaje, hacer las reservas -en algunos trenes son necesarias para poder viajar- y llegar a tiempo a todos los trenes.

© 2021 Mis Estudios. Todos los derechos reservados. -