Cómo reclamar la nota de EBAU

reclamar nota EBAU

La nota de los exámenes de la prueba de acceso a la universidad se puede reclamar si no estás de acuerdo con la calificación. El método de revisión es algo más complejo que en un examen ordinario, pero si tienes dudas sobre tu nota existen varias formas de reclamar la nota de EBAU.

La nota de acceso a la universidad se compone de un 60% de la nota de Bachillerato y un 40% del resultado obtenido en la Evaluación del Bachillerato para el acceso a la Universidad (EBAU). Está claro que la nota de EBAU no lo es todo, también es muy importante esforzarse durante el Bachillerato para tener una buena media en los dos últimos años. Aun así, la nota de EBAU es importante para alcanzar la nota de corte que necesitas para acceder al grado que quieres estudiar. Por eso, si sales contento de los exámenes pero la nota no te cuadra, siempre tenéis la opción de reclamar la calificación de la EBAU.

Métodos para reclamar la nota de EBAU

Existen dos métodos para reclamar la nota de EBAU y son excluyentes entre sí: al elegir uno ya no podrás optar al otro. Es importante que os informéis bien sobre las ventajas y limitaciones de cada uno y elijáis el que más se adapta a vuestras necesidades.

Revisión simple: comprueba que no hay errores en las notas

En esta revisión el examen no se vuelve a corregir, sino que se comprueba que todos los apartados están evaluados, se han seguido los criterios de corrección correctos, los puntos están bien sumados y no ha habido errores al pasar las notas a las Actas. En este caso, un nuevo profesor será el encargado de realizar la revisión.

La principal ventaja de esta reclamación es que la nota no puede bajar, así que puede ser una buena alternativa para aquellos que quieran rascar unas décimas.

Segunda corrección: puede subir o bajar la nota

Esta opción es más compleja porque el examen es corregido por un profesor diferente, especialista en la materia de la prueba. En este tipo de reclamación la nota sí puede variar, incluso bajar, por lo que tenéis que estar muy seguros antes de solicitarla. Aun así, el año pasado, según los datos del Ministerio de Universidades, casi el 7% de los estudiantes pidieron una doble corrección. La calificación final será la media entre las dos notas obtenidas.

En esta segunda corrección, existen reglas para fijar las notas definitivas: si entre la nueva nota calificada por el segundo profesor y la primera calificación existe una diferencia de dos o más puntos, el examen tiene que ser corregido por un tercer profesor. En el caso de que esto suceda, es un proceso automático por lo que el alumno no deberá presentar ninguna reclamación adicional. Finalmente, la nota será una media aritmética de las tres calificaciones. Las universidades tienen un plazo de 5 días desde la inscripción de la reclamación para presentar la nota final.

Diego Sánchez, estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad Autónoma de Madrid no consiguió aprobar las asignaturas de física y dibujo técnico de la fase voluntaria y pidió la segunda corrección. “Cuando recibí las notas de EBAU me sorprendí porque había obtenido calificaciones bajas en física y dibujo técnico en comparación con mi media de Bachillerato. Me decanté por pedir la segunda corrección porque como mis notas ya eran bajas dudaba que tuviese aún menos puntos, pero fue una decisión arriesgada y muy meditada, ya que a veces, es cuestión de décimas entrar o no a la carrera que quieres”. Tras la revisión, las notas de Diego no variaron, pero pudo acceder al grado que quería.

Pedir la revisión también puede ser decisivo a la hora de entrar en la universidad pública o privada, como es el caso de Mateo Luca de Tena, estudiante de ADE y Marketing bilingüe en el CEU. “En general obtuve una buena calificación en la EBAU, pero las notas de dos asignaturas de la fase obligatoria, historia e inglés, me extrañaron bastante. Tuve dudas acerca de reclamar o no porque no tenía claro si decantarme por la universidad pública o privada». Finalmente, Mateo optó por la segunda corrección y consiguió subir 1,8 puntos entre las dos asignaturas. “Sin duda hice lo correcto y animo a todo aquel que tenga dudas acerca de reclamar o no, que lo haga, aunque sea solo la revisión simple. Al final elegí la universidad privada porque me ofrecía la opción de cursar la carrera en inglés”.

Cómo tramitar la reclamación de la nota de EBAU

Las solicitudes se hacen través de internet, así que conviene mirar la página web de la universidad donde has realizado los exámenes para seguir las posibles actualizaciones que puedan publicar.

Hay que ser rápidos para presentar la reclamación pues solo hay 3 días desde la publicación de las notas para solicitar cualquier revisión.

Como alumnos también tenéis la posibilidad de ver los exámenes que hayáis reclamado una vez que todo el proceso de revisión haya finalizado. Para informaros correctamente también debéis buscar en la página web de vuestra universidad, ya que los plazos y métodos pueden cambiar en función de la comunidad autónoma.

Por último, tu nota en EBAU no solo es importante para acceder a la carrera que quieres, sino que también en función de la calificación obtenida podrás optar a una beca de excelencia. Estas becas dependen de las comunidades autónomas por lo que cada una aplica unos plazos y unas condiciones diferentes. Por ejemplo, en el caso de Madrid, para los estudiantes de nuevo ingreso, su nota de EBAU debe ser superior a 12,5 puntos. La cuantía que se abona es de 2.100€ en la siguiente convocatoria, es decir, en el siguiente año de carrera.

La nota de EBAU puede reclamarse, pero debes estar atento a los plazos y valorar qué sistema de reclamación te interesa para conseguir mejorar tu calificación.

© 2021 Mis Estudios. Todos los derechos reservados. -