Pros y contras de los estudios de posgrado

posgrado

Las facilidades para obtener un grado universitario han impulsado los estudios de posgrado, que ya no son exclusivamente para estudiantes interesados en la investigación y el doctorado. Se han convertido en titulaciones prácticamente necesarias para asegurar el éxito laboral. Analizamos las distintas titulaciones de posgrado que puedes completar, pros y contras de cada una.

Los estudios de posgrado forman parte del segundo ciclo de la enseñanza universitaria. En este ciclo se imparten junto con los máster una gran variedad de títulos ya que las universidades tienen autonomía para impartirlos como títulos propios. Existen títulos oficiales y propios con diferente denominación lo que dificulta saber las ventajas y desventajas de cada programa.

Máster es la titulación de posgrado por excelencia

El máster es el programa más demandado por los alumnos al terminar el grado. Un máster dura 1 o 2 años (60-120 ECTS). Su finalidad es adquirir un mayor conocimiento en el área estudiada, ya que es necesario completar un trabajo de investigación para obtener el título.

Según su reconocimiento, puede ser un máster oficial si sigue las pautas requeridas por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). El máster oficial está reconocido en toda la Unión Europea. Además, es el único título de posgrado que te dará acceso a programas de doctorado.

El máster propio sigue únicamente las pautas decididas por el centro que lo imparte y lo avala el prestigio de la universidad. Tienen un menor enfoque en la investigación, ya que su objetivo principal es mejorar las cualidades de cara al mercado laboral.

La obligatoriedad del máster habilitante

Algunas carreras universitarias requieren un máster habilitante para poder ejercer la profesión. Entre ellas se encuentran la mayoría de las ingenierías, la arquitectura, la psicología y la enseñanza secundaria. Este posgrado es tu única opción si quieres trabajar en estos campos. Pedro Orihuela, ingeniero de caminos, canales y puentes, cursó el máster habilitante de esta ingeniería. “No tenía claro hacia dónde dirigir mi carrera académica y decidí seguir con la formación más continuista. Cuando empecé la carrera sabia que tenía que hacer un máster pero no sabía qué ventajas tenía hacerlo”.

Reconoce que no está muy satisfecho con el resultado. “No es un máster en el que te especializas en un ámbito concreto que hayas estudiado en el grado”. Tampoco le ha servido en su carrera profesional porque está trabajando en algo que no tiene ninguna relación con sus estudios. Pero reconoce que le gustaría hacer un máster “para especializarme en finanzas”.

Los estudiantes valoran del máster “la metodología, que les permita aprender y mejorar su empleabilidad, el equipo docente y tener el apoyo de un tutor”, señala Eva González, manager de los programas on line de la Universidad Europea. La clave para la elección del máster está en la personalización de la oferta, según un portavoz de la UAB. “El grado ofrece una primera especialización, pero el máster permite culminarla”.

Distintas denominaciones para títulos de posgrado similares

El resto de los estudios de posgrado del segundo ciclo tienen denominaciones distintas según la universidad, pero los programas son similares:

  • Título de Especialista Universitario. Representa una especialización más concreta que un máster, con una carga lectiva menor, entre 35 y 60 ECTS (5 de ellos a través de un trabajo voluntario). Son un total de 200-400 horas de clases. Se pueden combinar varios programas en un mismo curso.
  • Título de Experto Universitario. Es necesario tener un grado universitario para acceder a este programa de entre 20 y 35 ECTS, que son de 150 a 400 horas de clases. Tratan una disciplina más concreta que el máster.
  • Diploma. No requiere que completes un grado previamente pero es necesario tener experiencia laboral en el área que quieres estudiar. Constan de un mínimo de 30 créditos. Está pensado para profesionales sin estudios universitarios que quieran impulsar su currículo.
  • Diplomatura de posgrado. Esta titulación es la “hermana pequeña” del máster, comprende entre 30 y 60 ECTS para profundizar en una disciplina. Si no tienes el grado universitario, obtendrás un diploma de aprovechamiento.
  • Curso de especialización. Son programas cortos que ofrecen una formación específica y enfocada al mercado laboral. Abarcan muchos tipos de titulaciones y pueden combinarse con otros programas.

“Los alumnos que más apuestan por estos posgrados son graduados universitarios que ya cuentan con experiencia profesional y desean especializarse en un determinado campo de estudio”, señala Marisa Sáenz, directora académica de la Escuela Universitaria Real Madrid UE. Los programas de posgrado tienen una duración máxima de un año y se diseñan en función de los contenidos, profundidad, duración y metodología de aprendizaje.

Como puedes ver, la oferta de titulaciones de posgrado es extensa y complicada. Por esta razón debes prestar atención y sopesar bien tus opciones para tomar la mejor decisión de cara a tu futuro académico y laboral. Esperamos que esta guía pueda ayudarte

© 2021 Mis Estudios. Todos los derechos reservados. -