Paso el día jugando a videojuegos ¿puede ser mi profesión?

videojuegos

Cada vez más empresas buscan integrar dentro de su plantilla perfiles profesionales relacionados con la industria de los videojuegos. Y cada vez son más los alumnos interesados en trabajar en la creación de videojuegos. Pero ¿qué requisitos hay que reunir? ¿Me puede interesar trabajar en este sector si juego mucho a videojuegos?

El entretenimiento es un sector pujante y los videojuegos son su máxima expresión. En España, esta industria facturó más de 1530 millones de euros en 2018, según cifras de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), lo que supone un 12,6% más con respecto al año anterior. Por poner estas cifras en contexto, es tres veces más de todo lo que facturó la industria del cine y casi siete veces más de lo que mueve la música.

Razones para cursar estudios relacionados con los videojuegos

¿A quién no le atrae un trabajo en el que tu hobby pueda convertirse en tu profesión? Es quizás la principal razón para cursar una formación específica en videojuegos. Sin embargo, Jesús Fernández, programador de videojuegos en una gran empresa, advierte: “que nadie piense que esto es venir y jugar al Fortnite. Es un trabajo como otro cualquiera, con sus ventajas e inconvenientes. Y, en algunos casos, incluso más estresante que otras profesiones con peor fama”.

Para Alejandro Dupuy de Lome, estudiante del Máster en desarrollo de videojuegos de la U-tad, la decisión de estudiar el máster fue una combinación de decisiones racionales y pasionales. “Por un lado, me permite encontrar un hueco en el mercado laboral para desarrollar mi perfil creativo y mi pasión por los videojuegos. Por otro lado, sabía que me estaba adentrando en una industria creciente con mucho futuro, por lo que seguramente tendría muchas puertas abiertas a la hora de conseguir empleo.”

¿Es necesario ser buen jugador para trabajar en la industria de los videojuegos?

En algunos ámbitos se cree que para trabajar en algún trabajo relacionado con el mundo de los videojuegos y el universo gaming es imprescindible ser buen jugador. Pero lo cierto es que no siempre se cumple, ya que no todos los trabajadores tienen el mismo perfil profesional.

“Ser jugador de videojuegos es fundamental si quieres trabajar en la industria, pero no es necesario ser un buen jugador, ni siquiera jugar constantemente. Dependiendo de tu perfil, deberás tener un grado mayor o menor de conocimiento, ya que un programador o un artista no necesitan tanto conocimiento como un diseñador. El proceso para crear videojuegos requiere de perfiles muy variados y especializados, por lo que dependiendo de tu puesto de trabajo necesitarás dominar en profundidad áreas tan dispares como la programación, el modelado 3D o el diseño de niveles”, explica Alejandro Dupuy.

Los testers son quizás a los únicos que se exige que le gusten los videojuegos, porque tienen que probar el producto final de forma muy exhaustiva para detectar posibles errores y corregirlos”, afirma José Carlos, graduado en Ingeniería Informática, que ha trabajado durante varios años en una de las empresas más importantes de desarrollo de videojuegos a nivel mundial en Madrid. “Mi trabajo consistía en desarrollar la geolocalización de los escenarios y en programar las voces de los protagonistas, sobre todo en juegos de estrategia. A mi lado trabajaban desarrolladores, guionistas, traductores, diseñadores y, por supuesto, testers”.

Evidentemente, hay varios perfiles profesionales para los que jugar a videojuegos es un valor añadido y, a veces, un requisito fundamental. Por ejemplo, los jugadores profesionales de eSports, los youtubers y, en general, todo lo que rodea al universo gaming.

¿Qué debo estudiar para trabajar en la industria del videojuego?

Existen varias titulaciones académicas que nos abren las puertas a la industria de los videojuegos. Posiblemente, la más cercana a este sector es el grado en Informática, que tiene una base muy sólida tanto de desarrollo de software como de matemáticas aplicadas. Existen titulaciones específicas orientadas a la producción y desarrollo de videojuegos como el Grado en Desarrollo de Videojuegos de la Universidad Complutense de Madrid o el Grado en Diseño y Producción de Videojuegos de Tecnocampus en Barcelona.

Por último, debes saber que en el desarrollo de videojuegos es también importante dominar los siguientes lenguajes de programación:

  • C# para programar videojuegos de PC o consolas, ya que tiene librerías y frameworks muy completos para comenzar.
  • JavaScript y HTML5 para el desarrollo de videojuegos web.
  • Java, Python y Objective-C para desarrollar videojuegos para dispositivos móviles, fundamentalmente teléfonos y tabletas.

Vivir de los videojuegos tiene inconvenientes

Hay que tener en cuenta que pasarse el día jugando a videojuegos también tiene consecuencias negativas. Hay verdaderos jugones que han tenido que renunciar a vivir de ello debido al estrés que supone. Ben Bowman, un gamer que cuenta en su canal de Twich con más de 750.000 seguidores, se pasó retransmitiendo en directo a través de su canal una media de entre 12 a 15 horas diarias, los siete días de la semana, de 2013 a 2015.

Él mismo afirmó que esta situación puso en peligro su salud y su estado de ánimo y, por esta razón, decidió tomarse su profesión con mucha más calma. En la actualidad, puede permitirse el lujo de trabajar “únicamente” seis días a la semana y con mucho menos estrés, aunque ello haya ralentizado el crecimiento de su canal. Ten en cuenta que vivir de jugar en las principales plataformas es una tarea complicada.

En definitiva, la industria del videojuego se ha convertido en una de las más pujantes y atrayentes para los más jóvenes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, por mucho que nos guste, hay que saber valorar todos los pros y contras para realizar una buena elección.

© 2022 Mis Estudios. Todos los derechos reservados. -