¿Qué debo estudiar para ser data analyst?

data analyst

Uno de los ámbitos profesionales que más demanda tiene en la actualidad, y que más crecerá en la próxima década es, sin duda, el del big data. Y más concretamente, el perfil de data analyst.

Así que, si quieres trabajar en un sector moderno, con gran proyección y con una retribución atractiva, toma nota. Esto es lo que deberías estudiar para trabajar como data analyst.

¿Qué hace un data analyst?

Comencemos por el principio. Un data analyst o analista de datos es un profesional que se dedica al procesamiento de datos estadísticos y relevantes para una empresa. Su trabajo le permite descubrir cómo utilizar los datos para sacar conclusiones y anticiparse a los problemas de una organización.

Un ejemplo de aplicación del data analyst es en el ámbito del comercio. Grandes empresas como Amazon estudian el comportamiento de sus clientes para crear modelos predictivos capaces de detectar necesidades futuras o patrones de ventas. También los grandes bancos, pueden extraer información útil de los movimientos de sus clientes o el saldo medio en cuentas para ofrecer productos y servicios adaptados a sus necesidades.

Los usuarios también pueden beneficiarse del uso del big data. Así, aplicaciones como Google Fit o Apple Watch, registran grandes volúmenes de datos de consumo de calorías diarias, ejercicios o patrones de sueño para que el usuario pueda obtener un análisis detallado de la salud del usuario.

En realidad, el ámbito de aplicación de la inteligencia de datos, en general, y del análisis de datos, en particular, es infinito. Cualquier industria, entidad financiera o las mismas administraciones públicas se benefician de este campo de conocimiento.

¿Qué salidas tiene y cuánto cobra un analista de datos?

La demanda del data analyst no para de crecer. Así, mientras en 2008, Infojobs publicaba apenas 200 ofertas laborales de este perfil profesional, en 2018 se habían incrementado hasta 2199. Y en comparación con 2017, cuando se publicaron 1417 ofertas de trabajo, el incremento ha sido de un 55%. Es más, el Informe Epyce 2018 sitúa al data analyst como el segundo perfil más demandado por las empresas en la actualidad, tan solo por detrás del data science.

El salario de este tipo de profesional es también muy competitivo. Según la última Guía del mercado laboral 2019, elaborada por la consultora Hays, los sueldos van desde los 30.000 € que cobra un profesional de menos de dos años de experiencia, hasta los 60.000 € para los que llevan 10 años o más trabajando en este área.

¿Qué debo estudiar para ser un data analyst?

La mayoría de los profesionales que acaban ejerciendo como analista de datos provienen de carreras con un alto contenido tecnológico y técnico, como el Grado en Informática o Telecomunicaciones y todas sus variantes. También es posible encontrar profesionales con estudios de ADE o Matemáticas, ya que los data analyst deben dominar el ámbito empresarial y, por supuesto, los idiomas.

Algunas universidades, conscientes de la necesidad de adaptarse cada vez más al mercado laboral, están sacando carreras que cubren perfiles muy demandados en la actualidad, entre los que se encuentra el de data analyst. Sonia García es estudiante del doble grado en Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación y Análisis de Negocios/Business Analytics en la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE).

“Me decanté por esta carrera porque vi las enormes oportunidades profesionales que tenía. Además, abarcaba dos campos que me gustan mucho: las nuevas tecnologías y el mundo de la empresa. Y, por si esto fuera poco, gran parte de la materia se imparte en inglés y hasta tengo programas de intercambio. Ahora, después de casi tres años, la experiencia ha sido muy positiva, sobre todo porque he tenido la posibilidad de cursar una carrera muy práctica y con un número reducido de alumnos”, explica Sonia.

Al preguntarle por el caso concreto del big data y del data analyst, Sonia reconoce que todavía no ha decidido si se dedicará a estas profesiones. «Sé por otros compañeros y profesores que es un perfil muy demandado y si tengo suerte, a lo mejor puedo empezar a trabajar en ese campo en 2 o 3 años”.

En cualquier caso, existen también posgrados oficiales y específicos de big data que pueden ser interesantes para aquellas personas que quieran convertirse en analista de datos y que provengan de otras carreras.

¿Qué otras competencias son necesarias para ser data analyst?

Laura García, ingeniera Informática que actualmente trabaja en una consultora multinacional dentro del campo del big data, afirma que es necesario disponer de conocimientos de bases de datos y algunos lenguajes de programación como SQL o Python.

“Yo antes trabajaba dentro del campo del business intelligence, pero el big data ha sido un monstruo que lo ha devorado. Y aunque son cosas diferentes, tienen un objetivo común: gestionar grandes volúmenes de información para la toma de decisiones empresariales”, explica Laura.

“En ambos casos, creo que son necesarias competencias informáticas que permitan tratar la información y poder adaptarla a las necesidades de los clientes. Y, por supuesto, tener habilidades para trabajar en equipo y el dominio del inglés son dos elementos imprescindibles, que muchas veces se olvidan”.

En general, los expertos recomiendan tener otras competencias además de las tecnológicas e idiomas:

  • Cierto conocimiento empresarial para saber qué significan los datos analizados.
  • Capacidad para extraer, limpiar, analizar, modelar e interpretar datos.
  • Habilidad en matemáticas.
  • Conocimientos estadísticos para tratar con un volumen tan elevado de información y ser capaces de deducir estadísticas completas a través del muestreo.

En definitiva, la opción de data analyst es, sin duda, una alternativa a valorar, especialmente por las buenas perspectias en cuanto a salidas profesionales y retribución de este perfil profesional.

© 2022 Mis Estudios. Todos los derechos reservados. -