¿Qué hay que estudiar para ser analista financiero?

analista financiero

Hay profesiones con un camino claro e inevitable y otras a las que se puede llegar desde diferentes puntos de partida. La profesión de médico sería una de las primeras y la de analista financiero entra de lleno en el segundo grupo.

No existe una única carrera universitaria para llegar a ser analista financiero, como tampoco existe un único tipo de analista en el ámbito de las finanzas. Tal y como explica Luis Fernando Utrera, subdirector del Master en Bolsa y Mercados Financieros de IEB-Instituto de Estudios Bursátiles, “la palabra “analista” se refiere simplemente a una persona que estudia o analiza algo. Término excesivamente genérico. Por eso, en este caso, casi más importante que el nombre serán los apellidos”.

Existen diferentes tipos de analista financiero

Utrera distingue entre tres tipos de analistas: el analista financiero, el analista de compañías o analista de inversiones, que normalmente trabaja para un bróker, una casa de análisis o una gestora de fondos y el analista de riesgos, que es el más específico y diferente del resto porque “requiere un perfil más matemático”. De hecho, es tanta la diferencia del analista de riesgo que se puede decir que se trata de un trabajo totalmente distinto con otros requisitos diferentes a los de los primeros analistas, que son los que aquí vamos a abordar.

El analista financiero ‘al uso’ se centra en “en el análisis y funcionamiento de los procesos y los resultados de la empresa en la que trabaja, así como el seguimiento de los planes y objetivos propuestos por la dirección de la empresa. En resumidas cuentas, analiza la rentabilidad, liquidez y riesgos de la compañía”, comenta Utrera.

El analista de compañías no se limita a una sola empresa, estudia otras compañías. “Su objetivo es analizar el valor de cualquier empresa, expresado en el precio de su acción para poder recomendar compras o ventas, dentro de las carteras que tiene la gestora, o a sus clientes”.

A los analistas de las gestoras, bróker o casas de análisis “se les pide que visiten la empresa, hablen con su director financiero (CFO), su director ejecutivo (CEO), que analicen la relación con los inversores, con la competencia y que luego saquen un informe que se vende a los clientes o que sirva para tomar decisiones internas de inversión”, desvela Luis Manuel Donaire, licenciado en ADE por la Universidad de Extremadura y Máster en Programa de Desarrollo Ejecutivo en ISEE y analista financiero en Next Capital.

¿Qué conocimientos necesita un analista financiero?

Pese a estas diferencias, el trabajo de analista en finanzas parte de una base similar: la contabilidad. “Es el idioma de las empresas y, si no la conoces, no serás capaz de entenderla”, expone Andrei Trucmel, de Value School y licenciado en Finanzas y Contabilidad. Donaire añade el análisis de los estados financieros y la necesidad de entender cómo funciona el mundo empresarial en términos generales.

“Tener una curiosidad genuina por aprender y entender la empresarialidad porque es una profesión exigente y requiere de un alto grado de proactividad”, destaca Trucmel. No en vano, si algo define al mundo corporativo es el cambio constante en busca de fórmulas para aumentar la productividad, los beneficios y los márgenes empresariales.

Grados para llegar a ser analista financiero

Para adquirir estos conocimientos, Trucmel recomienda como punto de partida “un grado especializado en Contabilidad o con un claustro de profesores que tenga buena reputación en esta área”. Surgen principalmente cuatro alternativas universitarias: el grado en ADE (Administración y dirección de empresas), Económicas, Económicas o Finanzas y Contabilidad (FICO).

Según un estudio elaborado por Infojobs, la formación más habitual de un analista es la de Administración y Dirección de Empresas, Económicas o Empresariales. Sin embargo, la última opción es la más completa para el analista, según la opinión de Trucmel y Donaire. La razón es que profundiza mucho más en conocimientos contables. “Con el conocimiento que puedes tener en el 2º o 3º curo de la carrera, ya podrás navegar a través de los estados financieros de las empresas con bastante comodidad lo que te permitirá acelerar tu curva de aprendizaje” según Trucmel.

Con las otras dos alternativas universitarias se consigue una visión más amplia del mundo de la empresa, pero menos específica en términos de contabilidad. Por eso mismo, en estos casos puede ser necesario completar la formación universitaria con un máster especializado. De hecho, el informe de Infojobs apunta que un 37% de los analistas cuentan con algún curso en finanzas o contabilidad o un máster especializado en finanzas.

El máster como complemento especializado

A la hora de elegir un máster para completar la formación, Donaire apuesta por “un máster amplio y con eminente carácter práctico como el PDE, para obtener una primera visión amplia con la que conocer todas las opciones y tener un mayor abanico de posibilidades y contactos”. Después de llevar varios años trabajando, llegará el momento de especializarse.

Ahí es donde entran en juego las certificaciones específicas. Las tres más importantes son:

  • CFA o Analista Financiero Certificado (Chartered Financial Analyst en inglés).
  • CAIA o Analista en Inversiones Alternativas (Chartered Alternative Investment Analyst en inglés).
  • CIIA o Analista de Inversiones Internacional (Certified International Investment Analyst en inglés).

La primera es la más reconocida de las tres y un 27% de quienes la cursan termina trabajando como analista financiero o analista de renta fija o variable. A la hora de decantarse por una certificación, Trucmel aconseja escoger en función del programa formativo.

¿Cuánto cobra cada tipo de analista? El analista financiero sale perdiendo frente al analista de inversiones. El salario de un analista financiero oscila normalmente entre 25.000 y 60.000 € mientras que un analista de inversiones puede cobrar hasta los 80.000 o 100.000 € en las gestoras de los grandes bancos.

Como ves, analista financiero es un término muy amplio que abre diferentes salidas profesionales según la especialización que elijas en el Grado.

© 2022 Mis Estudios. Todos los derechos reservados. -